Creatividad y liderazgo. 5 tips para fomentarlos



La creatividad no es tan solo una capacidad que únicamente los artistas tienen desarrollada y emplean para “crear” sus obras, también juega un papel de crucial importancia en las organizaciones. Es la capacidad de crear algo nuevo, y en el ámbito empresarial se debe matizar que este “algo nuevo” que se crea debe ser beneficioso para la empresa. Una de las características de los líderes 4.0 es su creatividad.


En la Cuarta Revolución Industrial que estamos transitando el entorno de las empresas cambia a una velocidad frenética, y éstas están obligadas a reinventarse e innovar para poder mantenerse a flote en la marea de cambios y de nuevos desarrollos constantes. La necesidad de soluciones y respuestas creativas a los problemas cotidianos de las empresas se extiende a todos sus ámbitos corporativos, y no tan solo al de dirección: la creatividad debe ser parte de la filosofía de la empresa.


¿Existe alguna manera para incentivar la creatividad en las empresas? Si los líderes de la organización no piensan creativamente, difícilmente lo harán el resto de trabajadores. La creatividad llega a todos los miembros de una plantilla de la mano del liderazgo de sus jefes de equipo, si un jefe no anima a los trabajadores a que trabajen de una forma más creativa, si ellos mismos no trabajan de esta manera, la creatividad jamás formará parte de la cultura de la empresa, con todas las consecuencias que esto pueda tener.


Los líderes deben estar buscando constantemente nuevas ideas, nuevos enfoques, maneras innovadoras poco, o jamás, exploradas para resolver los obstáculos, y empujar a sus equipos a actuar de la misma manera. ¿Cómo puede un líder estimular la creatividad de sus empleados? He aquí 5 maneras de lograrlo:


1-. “Brainstroming”: se trata de la incentivación de la búsqueda de nuevas ideas y soluciones. Ésta se puede realizar, e incentivar, de manera individual o en equipos.


2-. Premiar la iniciativa: la creatividad implica tener en cuenta la opinión del resto del equipo, escuchar y tener en cuenta las opiniones e ideas y no desestimarlas al primer momento, por muy descabelladas que parezcan.


3-. Proponer retos: y dejar que los empleados busquen su propia manera de resolverlos estimula su creatividad y también su productividad.


4-. Dar mayor autonomía: significa dejar al trabajador tomar sus decisiones, resolver los problemas y desempeñar sus funciones. Cuanta más libertad se le conceda más aflorará su creatividad.


5-. Crear un ambiente que fomente la creatividad: promover el trabajo en equipo, hasta entre equipos formados por personal de diferentes departamentos, cuidar la relación entre los trabajadores y la confianza de éstos con sus líderes.

14 vistas

© 2017 / Magistra / Derechos Reservados